La técnica Damon evita en muchos casos extracciones de piezas definitivas que con otras técnicas serian necesarias. Los brackets Damon son la mejor alternativa del mercado por una serie de ventajas:

*Rapidez del tratamiento. (Aproximadamente 18 meses)

 *Mayor estabilidad en el tratamiento.

  *Producen menos molestias en tejidos dentarios.

  *Mejor estética en la sonrisa y en el perfil.

  *Brackets mas pequeños y cómodos.