¿Cuál es la diferencia entre pulpotomía y pulpectomía?

Cuando se trata de procedimientos dentales, es fundamental tener una comprensión clara de los tratamientos disponibles. Dos procedimientos comúnmente realizados para salvar la pulpa de un diente dañado son la pulpotomía y la pulpectomía.

Si bien estos términos pueden parecer similares, difieren significativamente en su enfoque y propósito. En esta publicación, profundizaremos en los detalles de la pulpotomía y la pulpectomía, ayudándolo a comprender las diferencias clave y qué tratamiento puede ser adecuado para usted.

Pulpotomía: preservando la vitalidad y la funcionalidad

Una pulpotomía es un procedimiento dental que se realiza principalmente en dientes primarios (de leche) con caries o traumatismos extensos.

Este tratamiento tiene como objetivo eliminar el tejido pulpar infectado o inflamado ubicado en la porción de la corona del diente mientras se preserva la vitalidad de la pulpa sana restante en la raíz. Al eliminar sólo la pulpa afectada, el dentista puede aliviar el dolor y evitar que la infección se propague más.

Procedimiento:

Durante una pulpotomía, el dentista primero administrará anestesia local para garantizar su comodidad durante todo el procedimiento. A continuación, accederán a la cámara pulpar del diente, retirarán con cuidado el tejido infectado o inflamado y aplicarán un apósito medicado a la pulpa sana restante.

Este apósito ayuda a promover la curación y prevenir futuras infecciones. Finalmente, se utiliza un material de obturación para sellar el diente, devolviéndole su forma y función.

Candidatos:

Las pulpotomías se realizan comúnmente en niños con caries extensas o traumatismos, principalmente en los dientes primarios. Este procedimiento es una excelente opción para los casos en los que la estructura radicular del diente se mantiene sana, permitiendo preservar el diente natural hasta su caída natural.

Pulpectomía: extirpación de toda la pulpa

La pulpectomía, por otro lado, es un procedimiento dental que se realiza tanto en los dientes primarios como en los permanentes cuando toda la pulpa dentro del diente está infectada o dañada sin posibilidad de reparación.

A diferencia de la pulpotomía, la pulpectomía implica la extirpación completa de la pulpa tanto de la corona como de los conductos radiculares.

Procedimiento:

Similar a una pulpotomía, una pulpectomía comienza con la administración de anestesia local para garantizar su comodidad. Luego, el dentista accederá a la cámara pulpar del diente, eliminará la pulpa infectada o dañada y limpiará y dará forma a los conductos radiculares.

Una vez que los conductos radiculares se limpian a fondo, se rellenan con un material biocompatible, para sellar el diente y prevenir una mayor infección. Se puede recomendar una corona dental para restaurar la fuerza del diente y protegerlo de daños futuros.

Candidatos:

La pulpectomía se realiza comúnmente tanto en niños como en adultos cuando toda la pulpa del diente está infectada o dañada. Suele ser la opción de tratamiento preferida cuando la estructura de la raíz del diente está comprometida y no se puede conservar.

Para concluir:

Comprender la diferencia entre pulpotomía y pulpectomía es crucial para tomar decisiones informadas sobre su salud dental. Mientras que la pulpotomía tiene como objetivo preservar la vitalidad de la pulpa sana restante, la pulpectomía implica la extirpación completa de la pulpa cuando está dañada irreversiblemente.

Consultar con su dentista es esencial para determinar qué opción de tratamiento es la más adecuada para su condición dental específica.

Recuerde, la intervención temprana y los controles dentales periódicos son clave para mantener una sonrisa saludable y prevenir mayores complicaciones.