El raspado se puede hacer manualmente y con uso de instrumentos de ultrasonido.

Una vez finalizado el tratamiento de raspado se recetará al paciente el tratamiento a seguir en domicilio y se le citará para las correspondientes citas periódicas de mantenimiento.